Blog | Sept 27, 2022

Preparación de Pedido: Cross Docking

Escrito por Almagrario

En la actualidad, el incremento de los e-commerces y la digitalización ha hecho que las empresas opten por tomar el servicio de operadores logísticos, ya que permiten satisfacer una demanda de consumo, coordinando, gestionando y transportando mercancía desde el lugar de distribución hasta el cliente final. Por tanto, la logística se encarga del producto en cuanto a su almacenamiento, inventario, transporte, entrega y/o devolución.

Debido a la inmediatez que hoy en día demandan los consumidores, los operadores logísticos se han actualizado en estrategias que permitan optimizar los tiempos de  entrega de la mercancía, como es el proceso de Crossdocking. Este proceso permite acelerar la recepción de los productos en el muelle de entrada, para que en el menor tiempo posible puedan ser transferidos al muelle de transporte saliente, permitiendo que cuando la mercancía llegue no exista un almacenamiento intermedio si no que pueda ser enviada directamente a los clientes, se utiliza a manudo para artículos perecederos, productos frescos o productos congelados aunque si bien se puede utilizar para todo tipo de productos incluyendo comestible, dispositivos electrónicos, ropa, etc.

Existen dos tipos de cross docking:

El cross docking directo, en el cual la mercancía ya viene separada y lo único que se debe hacer es recibirla y posicionarla en los tramos de salida, y el crossdocking indirecto, donde llega la mercancía y ésta debe ser separada en un proceso de picking para que pueda salir del almacén.

Este proceso es ideal para industrias que manejen artículos sin conservantes o que tengan la necesidad de transportarse a una temperatura controlada. También es adecuada para productos envasados y ordenados, ya que estarán listos para su distribución.

Por estas razones el crossdocking es un proceso que aporta grandes ventajas a la mayoría de las empresas siempre y cuando exista una correcta coordinación, para poder conseguir reducciones en los tiempos de entrega, así como menores costos de almacenaje y distribución de la mercancía, permitiendo de esta manera cumplir con los objetivos establecidos.